Sin prisas

12 Abr

El Slow Food es un movimiento internacional nacido en Italia que se contrapone a la estandarización del gusto y promueve la difusión de una nueva filosofía del gusto que combina placer y conocimiento. Opera en todos los continentes por la salvaguardia de las tradiciones gastronómicas regionales, con sus productos y métodos de cultivación. El símbolo de Slow Food es el caracol, emblema de la lentitud.

La comida rápida (Fast Food) es todo lo contrario a este movimiento. Todos conocemos las cadenas de comida rápida, donde buscamos comer rápido y barato, y en ocasiones nos ofrecen alimentos no muy saludables. Al final, creo que no disfrutamos ni de la comida ni del momento. De ahí el surgimiento de esta iniciativa.

Slow Food oragniza actividades y ferias en muchos lugares del mundo para así, entre otras muchas cosas, elevar la cultura alimentaria de la ciudadanía con el objetivo de lograr la plena conciencia del derecho al placer y al gusto.

Cada vez existen más establecimientos slow food, y no están tan lejos como podamos creer. El pasado 1 de abril se presentó en Valencia un nuevo restaurante de esta categoría. Su máxima es ofrecer productos buenos, limpios, justos y de proximidad. Este restaurante, llamado Kimpira, se encuentra en el corazón del Barrio del Carmen, en la calle Juristas nº 12. No hemos tenido el placer de visitarlo, pero la cosa no pinta nada mal.

Si os interesa conocer en más profundidad que es Slow Food, no dejeis de visitar la web que os adjuntamos. Encontareis muchísima información al respecto.

www.slowfood.es

Esperamos vuestros comentarios y sobretodo, que disfruteis de la comida!

Anuncios

2 comentarios to “Sin prisas”

  1. bravachili 12 abril, 2011 a 6:16 pm #

    El slow food es una alternativa novedosa a la desastrosa epidemia del fast food. Es una idea ingeniosa sobretodo para la gente que busque comer de una forma más sana, ya que este nuevo movimiento, se caracteriza por lo contrario al fast food, es decir, comida basura menos saludable con lo que ello conlleva para la salud, comer rápido y sobretodo a un coste muy bajo. Sin embargo, en los pocos casos que hemos podido ver de este nuevo movimiento, el coste del producto era de más precio, por lo que en esto dista del fast food. Obviamente, es algo lógico, ya que ofrecen un producto de más calidad, así como ocupar un sitio en el restaurante durante más tiempo para disfrutar más del tiempo de comida.

  2. Azahara Seller Priego 31 mayo, 2011 a 9:32 pm #

    Hace años que practico este movimiento, más bien toda mi vida. Desde pequeña se han quejado de mi porque soy la última en acabar de comer y yo les digo: “pero que prisa tengo?”. Comer es un gran placer para mi que se merece su tiempo y su atención, me gusta disfrutar del sabor de la comida de mi plato a cada bocado y lo hago de forma tal que a pesar de que haya poco parezca que haya comido un montón. Yo como tranquilamente hasta en los restaurantes de comida rápida, las pocas veces que voy no es porque tenga prisa, sino porque me apetece comer algo de lo que allí se sirve.
    Sin duda aplaudo este movimiento, ya que tenemos que ir todo el día de un lado para otro, al menos que la hora de comer sea nuestra.
    Por: Cuando seas padre comerás huevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: