Seguimos con las discriminaciones

28 Abr

Como anunciamos ayer, vamos a centrarnos esta semana en lo que va a reivindicar el colectivo celíaco dentro de un mes. Ayer hablamos de la discriminación del diagnóstico y hoy sobre la discriminación social.

 La discriminación social.

La mayoría de población celíaca es infantil y por tanto escolar. Algo tan sencillo para los niños como comer en el colegio puede suponer un suplicio para un celíaco.

Muchas veces se ofrece un menú sin gluten pero sin tener en cuenta lo que comen el resto de niños.  Para que lo entendáis ¿Por qué un celíaco tiene que comer judías y un filete mientras sus amigos comen macarrones? Está bien, tal vez es mucho más saludable pero si se repite el plato varias veces por semana ( resulta un plato sencillo y para “limpiarse las manos” y ganar a la peligrosa  batalla contra la contaminación cruzada) creedme … puede convertirse en una dieta muy poco equilibrada además de repetitiva y  poco atractiva para el menor.

La situación se repite a medida que creces, porque ocurre exactamente lo mismo cuando el adolescente empieza la universidad. El tupper se convierte en su acompañante habitual junto a los apuntes y el estuche.  A veces puede resultar incomible al llevar preparada cerca de 24 horas. No exiten menús fiables y las máquinas de vending no les ofrecen absolutamente nada.

Volvemos exactamente a lo mismo si hablamos de  restaurantes y actos sociales o descansos vacacionales.  La dieta vegetariana es una alternativa muy habitual en servicios de transporte, en los hospitales etc dónde al final el enfermo opta por llevar su comida de casa.

Este es el día a día de un celíaco a lo largo de la vida pero a mi modo de ver lo más importante sobre lo que hay que luchar es para que exista un control público del etiquetado de los productos sin gluten.  La mayoría de empresas añaden “sin gluten”  a sus productos y los únicos que pueden garantizarlo totalmente es el símbolo FACE. Con  él los celíacos tienen la TOTAL garantía de que el producto posee menos de 20ppm de gluten.

¿Os imaginabais que era tan difícil adaptarse al mundo “normal”?

Mañana sabremos un poquito más de la enfermedad cuando hablemos de las discriminaciones económicas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: